Se llegaba al final de una temporada con dominio italiano, en la que Lancia (que ya tenía el título de marcas asegurado) con el Stratos HF y Fiat con el 124 Spider habían acaparado la mayoría de las victorias, mientras el otrora glorioso equipo Alpine daba sus últimos coletazos.

Ficha técnica

  • 24º Lombard RAC Rally
  • Del 22 al 26 de noviembre de 1975
  • 236 inscritos (finalizaron 104)
  • Superficie: tierra
  • > 3.000 kilómetros totales
  • 72 especiales cronometradas

Lancia había conseguido cuatro victorias: dos con el fichaje estrella Björn Waldegaard, quien la primera vez que cogía el Stratos se imponía en Suecia a la todopoderosa armada Saab, con Stig Blomqvist y Per Eklund en sus filas. El sueco también vencía en Sanremo mientras que sus compañeros Darniche y Munari hacían lo propio en el Tour de Corse y Monte-Carlo. Fiat tan sólo era capaz de vencer en Portugal con Markku Alén y Alpine, ausente en el RAC, terminaba el año sin ningún triunfo.

Pero el prestigioso Rallye de Gran Bretaña era coto cerrado de los Ford Escort, que llevaban tres victorias consecutivas gracias al buen hacer de Roger Clark y Timo Mäkinen, los dos principales favoritos para esta última cita del año. Ford no optó al título por el hecho de estar desarrollando el nuevo Escort Mark II, que llegaba a mediados de temporada y ya lograba un podio en Finlandia.

Frente a los vehículos británicos estaba Lancia, que inscribía dos Stratos para Waldegaard y Munari, a los que se unían los Beta de Mauro Pregliasco y Simo Lampinen. Además Ford contaba con un joven prometedor finlandés, que se autodespedía de su trabajo como operario de carreteras en su país natal para acudir a la llamada de la marca del óvalo. Su nombre: Ari Vatanen.

Además de los Celica, Toyota inscribía dos Corolla para Chirs Slater y Jannie Kuun
Además de los Celica, Toyota inscribía dos Corolla para Chris Slater y Jannie Kuun

El resto de principales marcas no se quedaba atrás y se presentaban en York con alineaciones de lujo. Toyota disponía dos Celica para Hannu Mikkola y Ove Andersson. Opel tenía como principal baza a Walter Röhrl, Rauno Aaltonen y Anders Kulläng en sus Kadett GT/E. Saab llevaba a Gran Bretaña su equipo habitual, con Blomqvist y Eklund. Por último, Fiat inscribía a Alén junto con el italiano Maurizio Verini.

La aparición de los patrocinios en rallyes años antes había dado un fuerte impulso a este deporte. Así, el periódico Daily Mirror dejaba de patrocinar el RAC Rally, pero su testigo lo cogió la aseguradora Lombard, que durante más de 25 años tomó parte en el nombre de la prueba. En los coches se podían ver bonitas decoraciones como la de Allied Polymer en el Escort de Mäkinen, mientras la marca de productos capilares Cossack patrocinaba a Roger Clark. No debemos olvidarnos de Alitalia, que ya aparecía en los Lancia.

Para decoración mítica, la de Andrews en los coches de Russell Brookes, siempre pintados de azul y amarillo durante casi 20 años
Para decoración mítica, la de Andrews en los coches de Russell Brookes, siempre pintados de azul y amarillo durante casi 20 años

Stig Blomqvist comenzaba atacando y se llevaba los dos primeros scratchs de la prueba a los mandos del vetusto Saab 96 V4. Tras la tercera especial, Timo Mäkinen pasaba a liderar la prueba y tras él Roger Clark y Björn Waldegaard se repartían los mejores cronos en los siguientes tramos pero no lograban desbancar al finlandés de la primera posición.

Pronto comenzaba la debacle mecánica, ya que Per Eklund rompía el motor de su Saab mientras Blomqvist volcaba, aunque debido en gran parte a la redondeada carrocería del Saab 96 V4 se quedaba de nuevo sobre las cuatro ruedas para seguir su curso, hasta que varios tramos después sufría la misma suerte que su compañero y abandonaba.

El Saab 96 de Blomqvist, con "heridas de guerra" tras el vuelco
El Saab 96 de Blomqvist, con “heridas de guerra” tras el vuelco

Los principales pilotos privados británicos aprovechaban su conocimiento del terreno (los tramos eran secretos) para situarse por delante de bastantes equipos oficiales. De todos ellos destacaban dos, Russell Brookes y Tony Fowkes, especialmente este último, que con el viejo Escort MkI lograba varios scratchs.

Vatanen terminó así en su primera participación en el RAC Rally
Este fue el primer gran accidente de Ari Vatanen en el Mundial, y los que quedaban…

Ari Vatanen estaba siendo una de las sensaciones de la prueba. El joven finlandés había brillado el día anterior al situarse en sexta plaza, nada mal para ser su primera participación en el RAC. Pero nada más comenzar la segunda etapa, en la primera pasada por Clipstone, su Escort iba a quedar hecho añicos para decepción del jefe de equipo Stuart Turner. Vatanen perdía el control del coche en plena recta justo después de encontrarse un bache y daba varias vueltas de campana, en el que sería el primer accidente grave de su carrera. Para sorpresa de los aficionados presentes, Ari trataba de arrancar de nuevo el Escort sin darse cuenta de que había arrancado por completo el eje trasero.

Björn Waldegaard fue gran parte del rallye de esta guisa
Björn Waldegaard fue gran parte del rallye de esta guisa

La criba entre los pilotos oficiales iba a ser importante, pues Sandro Munari también sufría un accidente, la transmisión del Kadett de Röhrl decía basta, Alén rompía el motor de su 124 Spider y los dos Celica de Mikkola y Andersson también se quedaban fuera por averías diversas.

La lucha por la victoria iba a ser entre Clark y Mäkinen, luego de que Waldegaard perdiese el capó trasero del Stratos al golpear un árbol en la segunda pasada por Clipstone. El sueco sufría una averia en la transmisión que le dejaba en la 120ª plaza de la general. A partir de ahí, el de Lancia comenzó una remontada de las que hacen historia al marcar nada menos que 44 scratchs para escalar hasta la séptima plaza. Lamentablemente, la reparación de la avería hacía que Waldegaard llegase a uno de los controles excediendo el tiempo límite, por lo cual tras terminar el rallye, fue excluido.

Un golpe contra unos troncos alejaba a Clark definitivamente de la victoria
Un golpe contra unos troncos en Kielder alejaba a Clark definitivamente de la victoria

Todo quedaba visto para sentencia a mitad de la última etapa. Roger Clark estaba dispuesto a discutirle el triunfo a Mäkinen, quien había sufrido dos pinchazos, pero Clark también iba a sufrir lo suyo. El británico golpeaba varios troncos apilados a la salida de una curva y dañaba el eje posterior de su Ford Escort. Renqueante hasta el final, Clark fue capaz de cuidar la mecánica para mantener la segunda plaza tras un Mäkinen que conseguía su tercera victoria consecutiva en el RAC con una ventaja de minuto y medio sobre su compañero.

Lo más curioso de todo ésto fue la absoluta regularidad de Mäkinen para hacerse con la victoria. El finlandés sólo marcó dos scratch en los 72 tramos de los que constaba la prueba, y el primero de ellos lo conseguía en la especial número 62 (Redesdale 1).

Espectacular actuación de Tony Fowkes, que lograba la tercera plaza con este Escort MkI
Espectacular actuación de Tony Fowkes, que lograba la tercera plaza con este Escort MkI

Completaba el triplete de Ford nada menos que la revelación del rallye, Tony Fowkes, que doblegaba al resto de equipos oficiales con el Escort MkI. Tony Pond salvaba el honor de Opel con la cuarta plaza a los mandos de un Kadett patrocinado por el importador de Opel en Gran Bretaña. Quinto y sexto eran otros dos Ford Escort, el MkI del noruego Erik Aaby seguido del MkII del bravo irlandés Billy Coleman. Con Waldegaard desposeído de la séptima plaza, otro sueco, Bengt Nilsson heredaba el puesto vacante con su Ascona. Actuación gris de Maurizio Verini en su segunda participación en el RAC, pero cuya octava plaza servía a Fiat para desbancar a Alpine de la segunda posición en el Mundial de Marcas.

Clasificación final oficial

  1. Mäkinen – Liddon (Ford Escort RS 1800) 6:00:44
  2. Clark – Mason (Ford Escort RS 1800) +1:13
  3. Fowkes – Harris (Ford Escort RS 1600) +5:27
  4. Pond – Richards (Opel Kadett GT/E) +11:42
  5. Aaby – Nyborg (Ford Escort RS1600) +13:30

 

 

 

About The Author Pablo Villar

Mega-friki del automovilismo en general y de los rallyes en particular. Amor eterno a los Grupo B y a las temporadas 85-86, 95 y 98 del Mundial de Rallyes. La gente me apoda la "Wikipedia" pero yo simplemente disfruto con cada dato nuevo que descubro.

comments (0)

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>