Tiene que ser jodido ganar el rallye más prestigioso de la temporada y que otros se lleven las felicitaciones. Pero vayamos por partes. Llegábamos a este Montecarlo con pocos cambios en los equipos y Jiundai sin cambio a secas, las prisas son malas consejeras y así el brazo de la alegría del hipster y Dani se va ejercitando. Días antes, Volskwagen presentaba sus nuevos colores para esta temporada y podíamos verlo en acción en esta primera cita de la temporada. Siguen pareciendo lo mismo que en la presentación: Una cosa rara, como el resultado creativo de un ex-yonqui tras rehabilitarse. Citroën… ah bueno no, perdonad, “DS”, que no estamos puestos en las denominaciones chorras francesas, venían con unos números raros en la carrocería que más o menos querían decir que han ganado muchísimo mientras el tío de las anillas ha corrido con ellos, y qué antes y después de eso, han hecho muchos amigos tierra adelante. Hyundai seguía mas o menos como siempre y a Malcom le da exactamente igual las decoraciones porque bastante tiene con atender la demanda de Fiestas R5 a nivel global.

La gente tenía más ganas de Mundial que Los Chunguitos de cagarla cuando ven una cámara. La expectación creada ya con el Shakedown superaba lo que nuestro pequeño cerebro podía procesar. Hay que decir una cosa: Os estáis tomando demasiado el shake, pues algunos medían y analizaban las pasadas de las criaturas cómo si de un juicio se tratase, pudiendo escuchar perlas muy buenas en Twitter:

“Chema ha salido tarde porque ya ha tenido problemas”

“Henning ha dado tantas pasadas porque no se encuentra cómodo”

“Bouffier hace un buen primer parcial pero luego se viene abajo, malos reglajes del francés”

No se si todo esto es verdad o es mentira. Lo que tengo claro es que cada día me sorprendo más con los análisis pormenorizados que hacéis desde casa. Una vez más, la sarta de “hinjenieros” desde casa gozan de su minuto de gloria y hay que alegrarse, porque mientras estén en Twitter no están dando la paliza a la familia o lo que es peor, trabajando.

Ya teníamos ganas de que llegase el primer tramo e infinidad de cuestiones asaltaban nuestra cabeza sin dejarnos descansar: ¿Podría Loeb sacarse el miembro viril en el primer tramo ya? ¿Funcionaría el WRC+ o seguiría como siempre? ¿Se cerraría la app al mirar los tiempos? ¿Qué carajo hacía el negro de The Wire montado con Ogier en el espectáculo cutre por las calles del paraíso fiscal? ¿Podría acabar Kubica tranquilamente el primer tramo o le entraría la ansiedad? ¿Rada seguiría dejando mal a otros pilotos con monturas superiores y físicos de olimpiada? Gracias a algún forero ilustre formulero afincado en Galicia, soltero y con muchas tierras (es un chollo), que nos brindaba el streaming del WRC+ a todos los que nos negamos a pagar un duro a gente que escucha las opiniones descabelladas de Capito, pudimos vivir este primer tramo de manera corrupta e ilegal, ya que el SMI pagado en negro no nos daba para viajar al Montecarlo. Además, era mucho más entretenido, porque ver el tramo mientras lo comentas con los otros enfermos mentales es algo que siempre puntúa positivo.

10924800_922708494415071_9182497209623245680_n
“Sales de Mónaco, y la segunda salida a la derecha tienes un paisaje impresionante. Selfie y 2000 seguidoras más, es fácil Jari”

¿Y qué pasaba en este tramo? Te preguntarás , que has visitado esta crónica porque tu criterio personal para informarte es similar a las dotes expresivas de Ott Tanak. Pues pasaba que un tío que se le daba bien la gimnasia aprovechaba un poco su posición y mucho sus manos para humillar públicamente a toda la plantilla del WRC. Hay que ser justo: parece que salir más atrás beneficiaba a la hora de los tiempos, pero meterle 30 segundos a un campeón del mundo con un coche que es un hierro (en palabras de todos los pilotos que han corrido con Citroën cuando no le salían los tiempos) es siempre un hecho a celebrar. Además, acabar el tramo y decir que has ido rascándote las pelotas, un gesto muy valorable para enfadar al soso de Ogier,  nos hizo saltar de la silla. Eso sí, no nos olvidamos de que has sido el soso número 1 en estos años y eso no te lo perdonamos jamás. Pero nos cae bien Daniel Elena por pasarse a Dukan por el forro y seguir siendo el líder de ese coche. ¿Pero era eso lo más interesante de este tramo? ¡Jamás!. Ver a Jari-Matti balanceando el coche desde el primer metro en una conducción suicida e inefectiva a partes iguales, o ver cómo Prokop marcaba los mejores parciales intermedios del tramo era algo celebrado a más no poder. Kubica acababa y no nos lo explicábamos, aunque lo veíamos bastante fino para ser el polaco. Explicamos lo de bastante fino: Ir jugándosela igual pero trazando de una forma medianamente normal.

Segundo tramo y oye, parece que quitar los splits ha sido una revolución (quién lo iba a pensar, ¿eh FIA?). Ogier le endosaba 17 segundos a Loeb (ahora me beneficia a mi salir delante, ahora a ti, ahora me quejo…). Latvala ni estaba ni se le esperaba y Kubica decide que ha estado muy bien eso de acabar un tramo, pero que en el segundo todo volvería a la normalidad. Librada épica, parrilla a tomar vientos y sin luces. Acababa como podía y venía lo más interesante de la jornada: El enlace de ciento y pico kilómetros para acabar. Kubica, un tío de soluciones y armado con visión nocturna desde su nacimiento, decide salir a la carretera sin luces y la gendarmería de la zona no le permite realizar esta hazaña. Mucha policía, poca diversión, eso está claro. Acababa esta jornada con Bouffier fuera, Kubica reenganchándose con Super Rally y Loeb/Ogier dispuestos a pegarse un poco más al día siguiente.

10923786_920931117941703_2481154004017700722_o
“Hostia Ott, se que quieres parecerte a mi, pero tienes que intentar sonreír. Prueba en casa con el espejo”

A partir de aquí, hay que intentar resumir lo interesante en líneas generales porque vuestro tiempo es preciado. Loeb sigue marcando buenos cronos y palmando poco tiempo cuando la posición de salida no le beneficia. Latvala parece que empieza a despertar y Kubica decide que lo de abandonar por un despiste no va con él, adoptando un ritmo suicida nivel 89 y haciendo muy buenos tiempos toda esta jornada, superando en varias ocasiones al todopoderoso GOgier y al gimnasta Loeb. Tras ver que lo de la posición de salida no iba con Loeb (en esta ocasión, en otras se ha quejado como el que más, que para algo es francés), Ogier decide atenerse a la quinta enmienda y ensuciar los tramos, ya que salía por delante de Loeb. Grandioso momento del fin de semana, posiblemente el mejor, ya que el soso quejica dejaba claro que la lógica no iba ni con él ni con su discurso. Siempre se ha escudado en que las peleas con Loeb desde su retirada no le importaban, que pensaba en el campeonato y que bla bla bla bla. Aquí decidía ensuciar los tramos (un gesto muy bonito y respetado que todos han hecho, Loeb el primero) porque también estaba pensando el campeonato y porque estaba más desquicidado que Paquirrín ante un examen de acceso a la universidad.

Y en el tramo 7 pasaba lo que casi nunca pasa: Loeb cometía un pequeño error y golpeaba su DS3, teniendo que abandonar. Se quejaba un poco al final de su posición de salida pero asumía su error, que para ser él no está nada mal. Por otra parte, Matton le repetía una y otra vez a Meeke que debía ser similar a Loeb en la conducción. El hombre lo iba intentando tramo a tramo y tenía claro que si no le salían los tiempos, lo copiaría en todo lo demás. Golpe y rotura de la suspensión trasera, exactamente igual que su líder eventual, en el mismo tramo. Una pena, porque Loeb no es que transmita mucho al verlo pero lo de Meeke sigue siendo de otro mundo. Final de la segunda etapa con Ogier líder y los demás a un mundo, empezando por Chema, a casi un minuto y medio del soso. Neuville le ganaba la batalla a Sordo, en unas condiciones desconocidas para el belga, ya que siempre ha tenido la bella constumbre de acabar antes del tramo 5 e irse a jugar al casino. Fuera de los de siempre, muy destacable el ritmo de Koci y Lefebvre. El primero nos sorprendía un poco más, para que engañarnos.

644394_714274962004909_956333748558339802_n

Y a partir de aquí, poco que destacar. Se cancelaba la primera pasada por el mítico Prunières-Embrun y Kubica seguía con su ritmo suicida marcando varios scratchs hasta que redondeaba su actuación pegando en el Turini. No importa, el rallye del Polaco ha sido muy decente, o un completo desastre a ojos de los entendidos de esto, pero como gozamos de tener un criterio totalmente partidista, a nosotros nos ha encantado.  Meeke marcaba algunos cronos decentes y Latvala iba recuperando poco a poco tiempo al soso casi sin querer. Digo esto de sin querer porque él mismo lo aseguraba, que su ritmo no era para atacar, no se explicaba como llegaba a recortarle tanto tiempo a Ogier mientras seguramente Capito azotaba el vudú de Chema contra la carpa de VW. Loeb también se reenganchaba y seguía más o menos a lo suyo, siempre entre los 3 primeros de cada tramo. Mikkelsen finalizaba tercero en un rallye sin más objetivo que acabar, o eso esperamos, porque no se ha peleado ni con su prima abuela de Noruega, tampoco le extraña a nadie pero esperaba una mejoría en el ritmo para esta temporada. Ostberg acababa cuarto sin destacar en ningún momento del rallye y mucho nos tememos que, como en 2014, sin destacar en todo el año. Evans… tiene la suerte de contar con Tanak como compañero, que es un seguro de vida en cuanto a liada o golpe, pero el estonio le superó todo el rallye. Tampoco es una sorpresa. Que decir de Hyundai, mostrando un nivel peor que al inicio del desarrollo del coche, una total y absoluta actitud de evolución que rallye a rallye nos enseñan El Puma y su equipo. Y no presentarán el coche nuevo hasta mitad de temporada…

10945911_10152718510327057_4739488180432559682_o
“Que vas a hacer un buen Monte Carlo? Has venido gracioso cabrón”

Seguro que algún habitual lector se extraña de que François Delecour haya corrido este Montecarlo y no haya dicho una palabra, pero he recibido una educación enfocada a no reirme del abuso hacia otras personas y eso es lo que ha hecho con Romain Dumas. Primer tramo, minuto y medio. A otra cosa, mariposa. De Marc Duez no vamos a hablar, porque cree que por poner unos vinilos a los faros ya lleva un 997 de ultima generación y siempre se le ha respetado. Bonita copa la R-GT, aunque en este rallye, con menos emoción que unas elecciones en Corea del Norte.

Y sin más, hasta Suecia nos quedamos medio huérfanos. Un rallye en el que Ogier abrirá pista la mayor parte del mismo y podemos ser testigos de las mayores quejas vividas en la historia del mundial. Nuestra apuesta es que después de Mexico, Ogier comunica su falsa retirada hasta que se elimine la regla de abrir pista y Loeb suelta 2 o 3 veces su intención de correr algún otro rallye, provocando ataques de rabia en el francés de VW. La guerra psicológica está abierta. Y si no lo está, habrá que inventárselo.

 

 

 

 

 

 

 

About The Author WRC Enfurecido

comments (0)

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>