Al contrario de lo que muchos piensan, hacer automovilismo no es sólo organizar carreras. El automovilismo nace en todos nosotros, y sólo nosotros somos capaces de hacerlo posible. A continuación enumeraré quién es partícipe en todo ello y, lógicamente, ninguno puede persistir sin el otro.

El participante.

Hablamos de la base principal del automovilismo, ya sea en calidad de piloto o de copiloto. Éstos son los que se dejan el pellejo luchando en pro de sus sueños. Su función es la de elegir una categoría en la que disputar por un campeonato, preparar el coche en base a la reglamentación de dicha categoría, buscar sponsors para que les cueste lo menos posible… Deben existir para dar comienzo al círculo que seguiremos detallando a continuación.

 

El organizador.

Ya sean federaciones, clubes privados, escuderías o asociaciones, es por ellas por las que los participantes pueden ejercer como tales. El organizador también se deja la piel, normalmente de forma altruista, para que todo salga a pedir de boca. Su trabajo comienza mucho antes del día de la carrera – cerca de un año de preparación – y consiste en visitar ayuntamientos, buscar financiación, solicitar permisos, escoger las zonas adecuadas – y que les permitan hacerlo en ellas – y vender una buena puesta en escena para atraer público y participantes.

publico 3

El oficial.

Está detrás de todo lo que sucede en una carrera. Se encargan de madrugar y estar los primeros para verificar los coches, hacer cumplir el reglamento, controlar que todo salga bien, cronometrar y tomar decisiones que, en ocasiones, no gustan a todos pero son necesarias para el buen desarrollo de las pruebas.

El patrocinador.

Fundamental para la parte de financiación, tanto de participantes, como de organizadores. Éste busca ver su aporte de publicidad compensado.

¿Por qué patrocinar un rallye?

Muchos se preguntarán cuál es la rentabilidad de este tipo de deporte, ya que en éste no se cobra una entrada por ver el espectáculo.

Principalmente, los rallyes se financian con los patrocinadores, con subvenciones públicas destinadas a ello y con la inscripción de los participantes. Del dinero recaudado hay que descontar los principales gastos, como son: cortes de carretera, seguros, equipos de cronometraje… Los patrocinadores privados suelen ser, en mayor parte, de las localidades por las que transcurre la prueba y son éstos los que realmente ven rentable la acción, de aportar una cantidad económica, para sus negocios.

Aunque no lo parezca, estos eventos del motor arrastran miles de personas y, en los mejores casos, cientos de miles. Personas que tienen que echar gasolina, comprar hielo, alojarse en hoteles y pensiones de la zona e incluso tomar algo previa o posteriormente a la entrega de trofeos. De esta forma se consigue una aportación económica indirecta en las localidades por las que transcurre dicho evento.

Dicha aportación repercute también a los ayuntamientos de las poblaciones, puesto que, de todo ello, obtendrán impuestos y, por supuesto, un buen escaparate de la ciudad.

Desde aquí, quiero “criticar” y animar a todos aquellos negocios que se han quedado de brazos cruzados durante todos estos años en que España “funcionaba”, viendo cómo el rallye pasaba por delante de sus negocios y ganaban dinero con ello sin haber aportado nada. Todos aquellos, ahora, se echan las manos a la cabeza viendo como la prueba, que pagaban entre “unos cuantos” y que tanto dinero les repercutía, ha dejado de hacerse por falta de apoyos económicos. Animo a todos ellos a que aporten su granito de arena, pues muchos pocos hacen un “mucho”.

publico 2

Aficionados.

Son el otro pilar fundamental para hacer automovilismo. Sólo con su asistencia cierran el círculo por el cual los patrocinadores se aventuran a publicitarse en este tipo de eventos del motor y así, los participantes y organizadores , disponen de medios para llevarlos a cabo.

La labor del aficionado no queda sólo ahí. El aficionado contribuye a que se sigan haciendo carreras. Para ello debe mantener limpio el entorno donde se disputa el evento y respetar horarios, caravana de seguridad y zonas de público. De esta forma se consigue que en futuras ediciones haya apoyos de ayuntamientos, patrocinadores de la zona, subvenciones de organismos…

El trabajo del aficionado consiste en madrugar, pasar frío, calor e inclemencias meteorológicas en la cuneta, dormir en el coche, animar a los participantes y demostrar la calidad del deporte que tanto nos gusta.

De todos debe salir la forma adecuada de hacer automovilismo, cada uno a su manera.

¡Hagamos automovilismo!

 

 

About The Author Jorge Gay

Talaverano porque quise. Apasionado del motor desde niño y fotógrafo desde 2008. Corresponsal de Auto Hebdo Sport, colaborador freelance en multitud de medios físicos y online. Disfrutando con lo que hago día a día y encantado de compartir grandes momentos en RallyCast.

comments (2)

  • Hacer Automovilismo.
    Quizas en esas dos palabras se defina mucho, pero se deja a muchos por el camino.
    Esta mas que claro, que sin participantes, ninguna disciplina de nuestro deportes se llevaria a desarrollar. Sin la implicacion de marcas de automoviles, espectaculos como el WRC serian inviables. En definitiva, como en cualquier deporte, necesitamos deportistas.
    Sin embargo, como bien dices, vitales son los Organizadores, puesto que a diferencia de otras disciplinas, en el MotorSport, la organizacion de pruebas corre a cargo de asociaciones de amigos totalmente amateres, sin ser profesionales de este deporte, donde se gestionan presupuesto que en muchos casos, contienen muchos “ceros”.
    Pero te ha faltado un equipo humano muy importante, los Oficiales (los arbitros), ellos son los que velan de la “salud” de nuestro automovilismo, puesto que su continua formacion, su capacitacion y disciplina ademas de una aficion a prueba de fuego, hace que veamos las carreras con seguridad y conservando el espiritu de igualdad y competividad.
    Los Comisarios de Pista, los Cronometradores, Tecnicos, Directores de Carrera, Comisarios Deportivos, y un largo etc, son heroes en la sombra de nuestras carreras.

    Por eso, en este excelente articulo, me han faltado ellos, los Oficiales. Personas que por unos dias dejan su casa, su familia, gastan las vacaciones de su trabajo, y se embarcan en una aventura, una prueba automovilistica, donde no dormira muchas horas, trabajara hasta muy tarde, se ensuciara y pasara frio o calor intensos, y donde el mayor premio personal, es ver a los ganadores en el podium y ver que en esa prueba NO HA PASADO NADA. A fin de cuentas, los Oficiales son los mayores aficionados a este deporte, han dado un paso adelante y se han integrado siendo una parte de mas.

    Para ellos, los Oficiales, dedicaria este Articulo, pues ellos tambien, hacen Automovilismo.

    Un saludo
    Jesus Aranda
    uno de ellos.

    • Completamente de acuerdo contigo, es sólo que los había incluido dentro de los organizadores. Tienes razón y merecen una mención a parte.

      Un fuerte abrazo, Jesús! Y gracias por el apunte.

comments (2)

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>