Hacía mucho tiempo que no saltábamos en nuestros sofás viendo un tramo del Mundial de Rallyes. Como si de un guión de Tarantino se tratase, el giro dramático final de la película dejó tristes a algunos y contentos a otros.

Thierry Neuville comenzaba la jornada como líder pero sabiendo que su “involucionado” Hyundai i20 no tenía nada que hacer contra los Polo en igualdad de condiciones. Tanto Mikkelsen como Ogier lo superaban en los dos primeros tramos del día, y los dos pilotos de Volkswagen llegaban separados por cuatro segundos en la Power Stage.

Neuville seguía asumiendo riesgos, llegando a tener varias libradas en el último tramo, y bajaba el récord que establecía Latvala en la primera pasada (un Latvala que tras marcar un mal tiempo se quedaba sin puntos extra). Sébastien Ogier también apretaba para sacarle casi cinco segundos al belga, si bien Mikkelsen había empatado con Ogier en el primer parcial, todos nos quedamos congelados cuando enfocaron la onboard del noruego y el coche estaba parado. Sí, la había pifiado de nuevo ante una ocasión de victoria, un percance típico en Suecia, de apoyar demasiado en un talud que luego escupe hacia afuera. Victoria regalada para Sébastien Ogier y segundo puesto para Neuville. Un tercer puesto que sabe a poco para Mikkelsen tras haber cedido 40 segundos en su salida.

Contra dos vehículos superiores, Neuville no pudo lcuhar por la victoria
Contra dos vehículos superiores, Neuville no pudo luchar por la victoria

Ott Tänak culminaba un rallye mediocre con la cuarta plaza, si bien hay que tener en cuenta que los Fiesta están faltos de evolución, que llegará en Portugal. El estonio se aprovechaba de la salida de Mads Ostberg en el segundo tramo de hoy, un grave error para el noruego que tenía la posición asegurada y al final fue décimo.

Buen rallye de Hayden Paddon, quinto a la postre, dejando el coche de Dani Sordo en una posición bastante meritoria para un neozelandés. Lucha de británicos por la sexta plaza, en la que tanto Elfyn Evans como Kris Meeke superaban sin problemas a Prokop y llegaban separados por un segundo a la Power Stage. Al igual que con la victoria, un trompo de Meeke regalaba la posición al galés.

Protasov culminaba un gran rallye en la novena posición, lo mismo que Kevin Abbring, en su difícil estreno con el Hyundai, que sería undécimo, por delante de Latvala, que se iba con las manos vacías de Suecia.

En WRC2, victoria de Jari Ketomaa (Ford Fiesta R5), que se desquita del año pasado, cuando la perdió en el mismo último tramo ante Karl Kruuda. Eyvind Brynildsen cuajaba una gran segunda plaza, muy por delante de Valeriy Gorban, tercero, que tuvo que aguantar las acometidas de Yazeed Al-Rajhi.

Ole Christian Veiby (Citroën DS3 R3T) se hacía con el WRC3, simplemente acabando la prueba, ya que era el único que puntuaba para este certamen.

Clasificación final:

  1. Ogier – Ingrassia (Volkswagen Polo R WRC) 2:55:30,5
  2. Neuville – Gilsoul (Hyundai i20 WRC) +6,4
  3. Mikkelsen – Floene (Volkswagen Polo R WRC) +39,8
  4. Tänak – Mölder (Ford Fiesta RS WRC) +2:26,0
  5. Paddon – Kennard (Hyundai i20 WRC) +3:31,5

Clasificación general:

  1. Sébastien Ogier – 53 puntos
  2. Thierry Neuville – 30 puntos
  3. Andreas Mikkelsen – 30 puntos
  4. Jari-Matti Latvala – 19 puntos
  5. Mads Ostberg – 14 puntos
  6. Elfyn Evans – 14 puntos

About The Author Pablo Villar

Mega-friki del automovilismo en general y de los rallyes en particular. Amor eterno a los Grupo B y a las temporadas 85-86, 95 y 98 del Mundial de Rallyes. La gente me apoda la "Wikipedia" pero yo simplemente disfruto con cada dato nuevo que descubro.

comments (0)

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>