No se lo podía creer. Andreas Mikkelsen, el tercero en discordia de entre los pilotos de Volkswagen Motorsport, se llevaba la victoria en el 51º RallyRACC de Catalunya tras el accidente sufrido en el último tramo por su compañero de equipo y otrora líder de la prueba, Sebastién Ogier.

El noruego se encontraba peleando en la segunda plaza aguantando los envites de quien era uno de sus teóricos jefe de filas, Jari-Matti Latvala. De hecho, y a falta de dos tramos para la conclusión de la prueba, Mikkelsen aventajaba al finlandés en casi nueve segundos, por lo que Latvala se veía obligado a atacar para intentar ascender en las posiciones de podio. Finalmente, Mikkelsen se zafaba de la presión de su rival para acabar en segunda plaza… O eso era lo que el creía.

Como antaño, Mikkelsen se enteraba de su victoria por el método tradicional: el “boca a boca”. En su llegada a la meta, el entrevistador de uno de los medios oficiales del Mundial le comunicaba que se llevaba el entorchado tras haber acabado el Polo WRC de Ogier una rueda contra un quitamiedos. Fue entonces cuando el mediático piloto se quedaba mudo, patidifuso, sin habla. Allí, tras haber palidecido, Mikkelsen admitía que aunque no le había gustado ganar así, era un tipo feliz. Normal, porque es su primer triunfo en una prueba mundialista siendo, además, el piloto del equipo “B” (entre comillas) de Volkswagen. Y se le notaba en la cara.

11218951_1180184345331414_3931439305790963137_n

Este baile de posiciones hacía que Dani Sordo subiese, en casa, al podio de Salou. Sordo había conseguido ser el primer piloto “no Volkswagen”, mostrando un ritmo muy superior a los del resto de los “mortales” para acabar a 21 segundos de Latvala. Los pilotos oficiales de Citroën Racing, Mads Østberg y Kris Meeke cerraban el Top 5.

Entre los WRC2, y tras el abandono de Lappi y los problemas sufridos por otros rivales como José Antonio Suárez o Craig Breen, Pontus Tidemand se dedicaba a gestionar su ventaja frente a su principal rival, el veterano Jan Kopecky. El nuevo vencedor del APRC (Asia Pacific Rally Championship) era el primero de entre los dos pilotos de Skoda, un coche ha mostrado un gran nivel tanto en el asfalto como en la tierra catalana. No obstante, tercero acababa Nasser Al-Attiyah con otro Fabia R5…

Por su parte Quentin Gilbert y Marius Aasen se llevaban la victorias en el JWRC y la Drive DMACK Fiesta Trophy respectivamente.

Photo Gallery

About The Author Carlos Argüelles-Meres Cueto

Periodista-melómano. Escribiendo de carreras desde 2009. Presentaba #Carburando en #MasQueTele. Coordino @Rallys_VAVEL. Contertulio y redactor en @RallyCast_

comments (0)

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>